Esto que ven aquí es el salón del cómic de Barna pocos minutos antes de que abriera, mientras andábamos montando el stand el señor Koopa y yo.

En términos generales el salón fue bien, no asistió demasiada gente, lo cual está bien si quieres verlo tranquilamente y un poco menos bien si quieres vender. Unas 10^5 visitas tampoco son pocas precisamente y me compraron un par de tazas (muchísimas gracias, oh gente maja).

El tiempo en sí que anduve dentro del salón lo pasé casi enteramente en el stand del WEE, así que el salón en sí lo vi poco. Las charlas y los autores no me interesaban demasiado al contrario que en años anteriores (y para un autor que me interesaba, se negó a firmarme en algo que no fuese un album), así que en ese aspecto poquito. Pero muy divertido casi todo en el stand, atendiendo a la gente, firmando, haciendo el tonto y volviendo a firmar y la alegría de ver a otros compañeros de hobby/profesión y conocer a tantos otros en persona. Nunca dejo de sorprenderme del buen ambiente de camaradería que hay, incluso aunque no te conozcan.

Fuera del salón asistí como casi todos a la III Cenita Agridulce y Webcomiquera, cuya localización me vino de perlas. Reitero las risas y la cordialidad y esta vez, afortunadamente, no hubo que bregar mucho para pagar.

Deseando asistir al siguiente salón.

Anuncios