Explicaciones y enlacines: A finales del 2005 la Iglesia Católica estipuló que los bebés que muriesen antes de poder ser bautizados ya no iban al limbo, sino al cielo directamente. A mí me dio una idea para hacer un chiste de bebés muertos.

Anuncios