Ingredientes: helado de vainilla y salsa agridulce. Si los hace uno mismo, mejor, pero valen comprados o en un restaurante oriental.

Preparación: depositamos cuidadosamente una porción de helado en una cuchara y sumergimos dicha cuchara en un cuenco o recipiente similar que contenga salsa agridulce. Se deja dentro hasta que la porción quede ligeramente cubierta de la salsa. Buscar el equilibrio en función del gusto de cada cual. Consumir antes de que se derrita y disuelva el helado.

Dificultad: una vez que tenemos los ingredientes es muy sencilla. Sólo hay que buscar el equilibrio.

Ideal para: subir de nivel tus postres si uno gusta de los sabores intrépidos y las mezclas vibrantes y emocionantes.

 

Anuncios