Explicaciones y enlacines: recordemos que una de las muchas cosas fastidiosas del Señor Fastidio es que siempre pregunta sin haber intentado buscar él mismo la respuesta. Y que siempre vuelve y vuelve, para desespero de Palo López.

La catedral del fondo es, efectivamente, la de Sevilla, por motivos lógicos era la que me pillaba más a mano para tirarle una foto.

Anuncios