Explicaciones y enlacines: Boran vuelve a insistir con su odio hacia el tabaco.

Por otro lado, una de las cosas molonas del cómic es que puedes hacer metalenguajes con bocadillos que entran por un oído y salen por el otro, como en la última viñeta.