Explicaciones y enlacines: ponerse altivo con Lucifer no es lo más inteligente del mundo, pero claro, no es una oportunidad que se vaya a tener a menudo.