Explicaciones y enlacines: toda la tira es un homenaje a la primera (y genial) escena de Wayne’s World, que a su vez es un homenaje a esa gran canción que es Bohemian Rhapsody.