Explicaciones y enlacines: tanto Tete como Yorak son aficionados a las culturas antiguas y las ruinas milenarias. La idea para ese chiste sin embargo, no proviene de ellos, sino de una hoja (de árbol) que encontré una vez con unas extrañas marcas. Le pasé la foto a algunos biólogos y teorizamos sobre si podían ser hongos o alguna otra enfermedad. Al final un lego nos indicó que eran marchas hechas con un mechero. Un desastre.

Por otro lado, ya sabíamos de la fobia de Yin al chocolate. Conozcan ahora la fobia de Ionicboy a las medusas.