Explicaciones y enlacines: mientras los Jevivoladores van preparando el terreno para la batalla, Yorak se mete en discusiones teológicas.

Una de las partes más interesantes de la religión judeocristianamusulmana es el tema del libre albedrío. Es difícil mezclar la omnisciencia con la libertad de elección, pero sin libertad de elección no hay pecado o al menos culpabilidad por ello. Así que una de las cosas que distinguen a los ángeles de los humanos es que nosotros tenemos el regalo de la libertad de elección, pero los ángeles están sujetos al destino. Lo gracioso en ese caso es que (teológicamente hablando) una de las cosas que mejor nos define es dicha libertad, y sin embargo, muchas veces la gente religiosa intenta influir en la vida de los demás para que no cometa pecados, soterrando así la libertad que supuestamente nos dio YHVH… qué irónico todo.