Explicaciones y enlacines: a veces cuando un argumento se puede contradecir desde tantos frentes es mejor dar un tortazo y dejarlo correr.