Esto es la tercera parte de una historia. Recomiendo muy mucho leer las dos anteriores, especialmente la primera.

Joe el Bateador.

De cómo Joe el Bateador derrotó al Lichwirm.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Explicaciones y enlacines: cuando aún no había acabado la segunda parte, ya andaba barruntando un final para el bueno de Joe. Un personaje one(three)-hit-wonder, que comenzó como parodia chufla del cine palomitero pero que se merecía una historia en la que acabase un poco emotiva. Espero haberlo conseguido, que los personajes tienen la cosa de que uno les coge cariño y quiere que acaben bien, si no dentro de la historia, al menos sí fuera de ella.

Confieso con ciertos tapujos que cuando pensaba el final, recordé la muerte de Flash en Crisis en Tierras infinitas, que me parece una de las mejores muertes de un superhéroe, así que igual algún lector ha reconocido la presencia de taquiones y la vuelta al pasado como elementos comunes. Es la referencia más directa en lo que no deja de ser un pastiche de tópicos.

Agradecer, por supuesto, muchísimo las colaboraciones. Creo que queda bonito como viaje a través de aventurillas en su vida y otros recuerdos. La idea me vino a raíz del dibujo que me envió Grendelsagrav que me pareció muy simpático como para no usarlo.

John Wheel en su generosidad no sólo hizo un dibujo, sino que hizo una minitira con referencias a Alejandro Magno. Me encanta cómo Joe se va al final importándole todo tres pimientos. Y que use los colores corporativos.

Pziko dibujó un fondo de pantalla/viñeta rebonico/a, y con referencias a World of Goo. Y sepan que lo hizo además en un santiamén.

Litos ha hecho una estupenda recreación del momento culmen de Joe. Me encanta la perspectiva.

Poca cosa más, a título de curiosidad, la tira ocupa unos 35000 píxeles de alto (sin contar las colaboraciones). Y que personalmente no pienso hacer más tiras con Joe, pero si quieren usarlo, son bastante libres para ello. Pero con delicadeza, que ya ha vivido muchas historias.