Tira0565

 

Explicaciones y enlacines: hay cierta anécdota que, si no recuerdo mal, incluye a Aristóteles y su pupilo, Alejandro Magno, en la que el segundo le contaba al primero sus planes de conquista, a lo que Aristóteles siempre preguntaba que una vez que hiciera tal o cuál, qué haría luego, con el objetivo de que el estratega se diese cuenta de que sus planes al final eran futiles. La cosa acabó con Alejandro Magno mandándole a freír espárragos (o lo que friesen los macedonios por aquella época).

El ratón gigante asustadizo de la última viñeta hizo su primera aparición aquí.