Tira0697

Explicaciones y enlacines: creo que la metáfora es tan evidente que no necesita ni aclaraciones, pero de todas formas me apetece explayarme un poco.

No soy una persona patriota, el hecho de haber nacido español fue un hecho completamente azaroso, y si por lo que sea lo elegí, casi que no es para estar orgulloso de mi elección. No me siento unido al vecino por el hecho de vivir en el mismo país o compartir un idioma.

Sin embargo hay un argumento muy razonable y es que si las cosas van bien en tu país, es más fácil que te vayan bien a ti. Es muy lógico querer que a tu país le vaya bien, querer mejorarlo y mejorar la vida de los tus conciudadanos (también el del resto de países, claro). Y curiosamente es algo que creo que choca frontalmente con mucha gente que se denomina patriota, porque para mejorar algo, tienes que ser consciente de sus errores. El patriotismo que se suele encontrar consiste en taparse los ojos, clamar qué bonito es tu país y esperar que siga tal y como está y es más, atacar a los que critican sus defectos. Es un patriotismo de chichinabo, tremendamente político y que si acaso sirve para mantener un status quo. El patriotismo en todo caso me parecerá algo sin sentido, pero ojalá los que dicen amar a su país lo hicieran de verdad intentando mejorarlo en vez de envolverse con banderas o preocupándose qué idioma habla el vecino.

Anuncios