La cosa comenzó hace mucho tiempo (1999), cuando un día un grupo de amigos parodiando la cartelera de los cines se inventó el concepto de los Jevivoladores Chiflados. La idea en cabeza de jóvenes tan procaces y creativos se fue desarrollando y dando ideas para grabar algunos cortos y demás. Como por aquellos años no existía Youtube y los teléfonos móviles que enviaban sms’s eran tecnología punta, muchas de las ideas eran irrealizables en video para chicos de instuto. Y como yo desde siempre había hecho cómics, fue el paso natural. Así nació la tira de Los Jevivoladores Chiflados.

Primero con la ayuda de Ionicboy y luego de Yin Nadie, las tiras fueron subidas a una página web, cuando aún no entendíamos demasiado bien el concepto del webcómic. Y ahí fue un proyecto más o menos inestable, más o menos irregular.

Lamentablemente por varios motivos, la página no está del todo practicable, así que decidí pasarlo todo a WordPress. La Web 2.0 se inventó para negados de la informática como el menda.

Espero que ahora la página vaya bien y a un ritmo razonable. Tengo que pasar un montón de tiras, lo cual garantiza regularidad por bastante tiempo. No obstante pretendo subir tiras nuevas cada viernes.

Sin embargo en diez años las cosas cambian mucho, y aunque Jevivoladores sigue ahí, y sigue gustándome, añadiré otras tiras de corte más personal, sin dejar de lado la historia principal, que es de donde salió todo. Aunque me lleve cincuenta años.

Así que por tercera vez, muchas gracias al resto de los Jevivoladores y Let’s Jevifly!!

Anuncios